Talleres y Formación

TALLERES PSICOEDUCATIVOS

La importancia de las Emociones

Un dicho popular dice " Lo que el alma siente, el cuerpo lo resiente".

Una emoción es un proceso que se activa cuando el organismo detecta algún peligro, amenaza o desequilibrio con el fin de poner en marcha los recursos a su alcance para controlar la situación (Fernández-Abascal y Palmero, 1999).

Desde mi perspectiva las emociones no conllevan etiquetas, no son positivas o negativas, son simplemente emociones y todas ellas son válidas. Ciertamente cada una de ellas contribuye en el bienestar o el malestar de la persona, pero todas cumplen funciones importantes para la vida.

Las emociones no se pueden controlar, a pesar de que mucha gente así lo cree.

No podemos decir a nuestro cerebro que no esté triste o que esté alegre, etc. Cada persona experimenta una emoción de forma particular, dependiendo de sus experiencias anteriores, su aprendizaje y de la situación concreta. Pero algo importante, es que, si bien no podemos controlar nuestras emociones, sí que las podemos gestionar.

FORMACIÓN

Otra de mis pasiones junto a la psicología es la Formación Ocupacional, donde llevo algunos años trabajando como docente. Generalmente imparto formación para adultos en el ámbito sociosanitario, concretamente Certificados de Profesionalidad en Atención Sociosanitaria a personas dependientes en instituciones sociales y a personas en el domicilio.

A través de estas formaciones ayudo a la inserción social y laboral de personas adultas en situación de desempleo o bien que han decidido dar otro rumbo a su vida profesional.

Durante las clases suelen surgir debates, casi siempre sobre puntos que ante la sociedad conllevan algún tipo de prejuicio o estigma. Sin duda son debates muy enriquecedores y que manifiestan una actitud proactiva por parte de los alumnos/os. Estos temas en gran mayoría son temas tabúes en nuestra cultura y que en general da miedo hablar: duelo, medicación, maltrato en personas dependientes, prevención del suicidio, etc.

Los talleres psicoeducativos son una respuesta a estas necesidades.

“El aprendizaje es un tesoro que seguirá a su dueño a cualquier lugar”.

Proverbio chino.

Prevención de la salud

El estudio del comportamiento de salud según la perspectiva psicosocial intenta responder a preguntas como: ¿por qué se incumplen las prescripciones terapéuticas si saben que son la forma de cuidar su salud? ¿Por qué no buscan ayuda cuando se dan cuenta de que tienen algún problema de salud? o ¿qué creencias tienen las personas sobre su enfermedad?

Se trata de comportamientos concretos que implican el extremo negativo de un continuo, a través del cual se puede representar la salud. Entre ellos, la adherencia o cumplimiento terapéutico, como unos de los objetos de estudio centrales de la psicología social de la salud. Es necesario formar hábitos saludables para que se establezcan cambios reales en las conductas de salud e intervenir en las actitudes frente a la salud y la enfermedad para que se conozca el alcance real de las amenazas para la salud, así como en el conocimiento y la comprensión de la enfermedad lejos de actitudes prejuiciosas. En esta dirección, la forma en que se pueden establecer estos cambios en las actitudes y el comportamiento hacia los hábitos saludables (creencias, atribuciones y actitudes) se pueden modificar a través de la psicoeducación.